Elegante victoria de Thomas

2018_07_30 Thomas 02

El Team Sky ha confirmado su dominio absoluto en el Tour de Francia. Seis de los últimos siete triunfos han ido a parar a corredores británicos. Un hecho sin precedentes que ve aumentado su valor si se tiene en cuenta que, en todo el siglo pasado, encontrar un británico entre los primeros clasificados es una excepción. Únicamente, el mítico y malogrado Tom Simpson (sexto en 1964) y el controvertido Robert Millar (cuarto en 1984) son los nombres que figuran entre los mejores. Si los Alpes elevaron a Geraint Thomas a lo más alto de forma indiscutible, en los Pirineos se confirmó que el galés ha sido el más fuerte de este Tour de Francia. Los Movistar intentaron agitar el árbol y no se les puede negar voluntad por animar la carrera, pero el tridente Valverde-Nairo-Landa se quedó únicamente con las hojas y el Sky con el fruto y su distribución. El dominio absoluto de la escuadra de Sir David Brailsford en las cuatro últimas grandes pruebas de tres semanas (Tour y Vuelta 2017 además de Giro y Tour 2018) deja patente que el ciclismo está en plena Era Británica.

Seguro que hubiera vendido más la disputa y el enfrentamiento, pero la flema británica se impuso en la conducta de estos dos campeones.

Saber ganar

Un elemento discordante, alegre y destacable ante el monopolio Sky ha sido Primoz Rodic. El esloveno cambió los esquíes por la bicicleta no hace mucho. Corredor profesional desde el 2013 ha roto algunos de los momentos de tedio en este Tour, que también los ha habido. Leía y comparto que es un ciclista de otra época, muy diferente a los prototipos actuales. Valiente en los descensos y siempre dispuesto a romper la monocromía calculada en las grandes cumbres. Su etapa en el Aubisque-Tourmalet le sitúa entre los hombres a seguir en próximas ediciones. Es una nueva alegría para el aficionado. Pero es Geraint Thomas el hombre que merece todos los honores. Su merecidísimo triunfo es digno de los mejores elogios. Su victoria ha sido inmaculada, intachable, limpia. Sin errores y una vez de amarillo supo gestionar con maestría y elegancia la bicefalia con Froome. Ya de líder no desmereció ni deshonró el liderazgo comercial de Chris Froome, jefe de filas de su equipo, y consagrado gran campeón. El equilibrio entre el respeto debido y una legítima ambición convierte la victoria de Thomas en un ejemplo de saber ganar. Seguro que hubiera vendido más la disputa y el enfrentamiento, tan propicios para el vano espectáculo de la polémica, pero la flema británica también se impuso en la conducta de estos dos campeones de ciclismo. Lo cual, engrandece la nobleza de este deporte en el que la humildad es virtud apreciada y valorada.

2018_07_30 Thomas 01

Innovación

La edición 2018 venía acompañada por novedades que buscaban romper el tradicional conservadurismo de este deporte. La reducción a ocho corredores por equipo, la salida en parrilla imitando a la Fórmula 1, el pavé de Roubaix, la influencia de las últimas Vueltas a España optando por recorridos más cortos con finales en alto para favorecer el espectáculo. Todos, han creado más expectación que cambios reales en la tónica general de las etapas. Es de elogiar la voluntad del organizador en espolear al paquidermo que representa el pelotón ciclista, pero tal y como recuerdo que escuché un día decir a Greg Lemond, el ciclismo es el deporte más conservador después del ciclismo. Los españoles y su principal equipo el Movistar han cumplido, pero lejos quedan ya aquellos éxitos que nos hicieron vibrar en las sobremesas de verano. Se ha notado mucho la ausencia de Contador. Landa no ha conseguido que se le olvide. El relevo generacional sigue en plena transición. La internacionalización del Movistar encarece el precio que paga el pelotón español para hacerse un hueco en las grandes citas. Sería tan bueno para el ciclismo español poder contar al menos con otro equipo UCI Pro-Tour que permitiera acelerar el regreso de aquellos tiempos en los que los españoles poblaban el top – ten, y así dar la oportunidad a jóvenes y prometedores talentos que no encuentran acomodo para poder dar el salto a lo más alto.

Sobre Fernando Gilet

Actual presidente de la Federació de Ciclisme de les Illes Balears. Retirado de la política, fue teniente de alcade de Cultura y Deportes de Palma (2011-15).

1 comentario

Deja un comentario

*

Acepto la politica de privacidad *