Fora eufòria

2018_08_29 Mallorca 01

Haciendo referencia al artículo anterior titulado Fora por, el Mallorca ha jugado hasta ahora sin miedo ni complejos en estos dos primeros partidos de campeonato. Ello le ha ayudado muchísimo en que hoy sume ya seis puntos en su casillero. Tal vez ahora deberíamos hablar de fora eufòria porque esto no ha hehco nada más que empezar. Aunque también es cierto que nadie cambiaría la situación clasificatoria de los de Vicente Moreno por la de los de Antonio Iriondo con cero puntos. Estoy convencido que el equipo ni el cuerpo técnico entrará en esta autocomplacencia ni en esta euforia. El entorno y la afición son un caso aparte.

Este es el camino a seguir, pero pido prudencia porque todavía queda mucha tela que cortar.

Equilibrio

Podemos asegurar que ahora comparecerán los que, por un lado, ya escuchan sonar el himno de la Champions en Son Moix. Por el otro, los pesimistas compulsivos. Esos que siempre ponen pegas a todo, dirán que es cierto que el equipo ha empezado como un tiro pero que el calendario era favorable y se ha jugado ante dos equipillos. Seguramente lo que nos conviene es guardar un cierto equilibrior entre unos y otros. A nivel futbolístico también deberíamos afirmar que falta equilibrio sobre el terreno de juego para dejar de sufrir de esta manera con los contraataques rivales. Esta flaqueza ya la vimos en pretemporada cuando se enfrentó a equipos importantes de la categoría. Fueron los únicos momentos en que lo pasó mal ante el Rayo Majadahonda fue cuando le pillaban a la contra. Aquí hay trabajo por hacer porque esto te puede suponer dejar escapar muchos puntos.

Comunión entre futbolistas y desplazados tras finalizar el encuentro. Foto: LaLiga.
Comunión entre futbolistas y desplazados tras finalizar el encuentro. Foto: LaLiga.

Prudencia

Tengo la impresión que en el Metropolitano el Mallorca pasó por demasiados apuros en el segundo tiempo teniendo en cuenta que el partido estaba encarado, como era el rival y las características de ambos conjuntos. El partido se rompió demasiado pronto. Al finalizar el encuentro tuve la impresión de que estábamos viendo a dos equipos de Segunda B sobre el campo. Los majariegos mostraron esa faceta durante muchos tramos de los noventa minutos. Mientras que los mallorquinistas lo fueron una vez finalizado el encuentro, recordándonos muchos momentos de la pasada campaña cuando los jugadores se acercaban a la afición. Este es el camino: hay que seguir siendo de Segunda B en humildad y mantener la unión pero ser de Segunda durante el encuentro. En definitiva, no es nada fácil tener seis puntos en dos partidos. Solamente pido prudencia porque todavía queda mucha tela por cortar.


Portada: Los futbolistas celebraando el triunfo ante el Rayo Majadahonda en el Metropolitano (RCDM).

Sobre Joan Bibiloni

Ha sido director técnico del fútbol base del At. Balears y Platges de Calvià además de acumular 12 años de experiencia como secretario de la escuela de entrenadores. Ex seleccionador balear sub-18 masculino y sub-18 y 25 femenino.

Deja un comentario

*

Acepto la politica de privacidad *