Pendientes de la calculadora

2020_07_01 Kubo

La goleada ante el Celta ha provocado la lógica reacción de volver a creer en las posibilidades de salvación del Mallorca. La cabeza, en frío, te recuerda que será muy difícil porque para lograrlo faltarán unos diez o doce puntos y se han sumado solamente cuatro en las anteriores seis jornadas. Otra realidad que debe asumirse es que los mallorquinistas no dependen de sí mismos y, además de tratar de ganar partidos, deben mirar de reojo que los rivales fallen y se dejen puntos por el camino.

Si no se hubiesen dejado escapar dos puntos ante el Leganés, el Mallorca estaría a un partido del Celta.

Más cerca

Da algo de rabia pensar que, a diferencia de nuestra época, ahora puedes salvarte con menos de cuarenta puntos y esta circunstancia no ha aprovechado cuando se debía. Si no se hubiesen dejado escapar dos puntos en casa ante el Leganés, el Mallorca estaría ahora a solamente un partido de distancia de los gallegos. Es cierto que no es descartable sacar algo de la visita al Metropolitano porque el equipo plantó cara al Real Madrid y, en este tramo final, se está mostrando más fiable a nivel de juego como visitante que en Son Moix.

2020_06_30 Reina

Perjudicado

Ya dijimos antes de reiniciar la liga que los primeros cuatro encuentros marcarían mucho la inercia general de las últimas once jornadas. Aunque el Celta cayó estrepitosamente en Son Moix, empezó con buen pie y está en una buena situación para atar la permanencia. Ello ha lastrado a un Mallorca que decepcionó ante el Barça y jugó a ratos ante el Villarreal pero le faltó acierto y la competitividad que le vimos antes del parón. Se puede decir que los rojillos han sido unos de los grandes perjudicados del confinamiento porque se habían desquitado ganando por primera vez fuera de casa.

Sobre Chichi Soler

Entrenador y exfutbolista. Vistió la camiseta del RCD Mallorca durante catorce temporadas (1990-2004) siendo el capitán del último ascenso a Primera, levantando la Supercopa de España (1998) y la Copa del Rey (2003). Como técnico dirigió al Beira Mar portugués, Atlético Baleares, Alaró y Sporting Valldemossa.

Deja un comentario

*

Acepto la politica de privacidad *