Refundación peñista

2018_09_16 Peñas 01

El movimiento peñista está agitado y siguiendo la línea marcada por la propiedad del RCD Mallorca. Ya está en marcha la refundación de una de las áreas sociales más importantes de la institución. Se trata de una profunda reestructuración en la organización y jerarquía de mando entre la mayoría de las 35 peñas del club repartidas por toda la comunidad y resto de España. Más de veinte de ellas ya han adherido su fidelidad a la Unión de Peñas Mallorquinistas. Este organismo, propuesto y diseñado en su día por Maheta Molango, fue aceptado por los nuevos padres fundadores de la desaparecida Federació de Penyes. Un ente presidido en su última etapa por Rosa Planas, hija del histórico Toni Tacha. Los grupos disidentes vinculan a la Unión con una organización estrechamente ligada o cercana a la nueva propiedad.

Ha llegado el turno de las peñas en el proceso de profunda refundación diseñada, planificada e impulsada por Molango.

Bendecidos

El consejero delegado apoyó desde el minuto uno a Miquel Mesquida, de la peña Barralet, así como a Toni Vallespir, de la pequeña pero emblemática y activa peña de Llubí, demostrando sus dotes de liderazgo al impulsar y promover esta inciativa. Estos dos históricos miembros del movimiento peñista han querido que la antigua federación de peñas siguiera su camino en memoria de uno de sus primeros padres fundadores como el añorado Miguel Garro de la Graderío. La histórica deuda de los autocares, que asciende a 20.000 euros, es la culpable que las cuentas de la desaparecida federación estén embargadas y resulte inviable seguir bajo esa denominación al estar metida en procesos judiciales y embargos. Con este escenario hoy se puede certificar, no solamente de palabra o mediante comunicados, que la Unión es la nueva Federación pero bajo otra nomenclatura.

2018_09_16 Peñas 02

Nuevo concepto

Veinticuatro peñas se han incorporado a este entusiasta pero serio proyecto que ya es una realidad cubriendo un espacio rojillo que había desaparecido y que tan necesario resulta en según que momentos del campeonato. La nueva formación es consciente de que el concepto de peñista ha cambiado en comparación al nacimiento del movimiento. Sería bueno que se fijaran en muchas de las iniciativas que la peña barcelonista Els Tamarells lleva a cabo en lo social. Otra cuestión clave es la disponibilidad de sus directivos para dedicarle horas de despacho y gestión, algo de lo que carecieron las últimas directivas de la desmembrada federación. La imagen del peñista de bombo y bandera o la de descamisado, han pasado de moda. Por no hablar de los grupos violentos que son rechazados por los propios clubes y la sociedad civil. No ocultaré que, tras conocer la hoja de ruta de la nueva Unión y a las personas que desde la discreción asesoran y avalan esta iniciativa como ilustres peñistas y algunas mujeres que en su día se sentaban en el palco, apuesto por el éxito de este proyecto. Las peñas se refundan, ¡más vale tarde que nunca!

Sobre Tomeu Terrasa

Comunicador dedicado durante más de 30 años a la información deportiva. Ha narrado al RCD Mallorca en Primera y Europa además de acompañar a Moyà y Nadal alrededor del mundo desde 1997.

Deja un comentario

*

Acepto la politica de privacidad *