Futbol de ca nostra desangrado

El Poblense también sufrió un duro revés por segundo año en el PlayOff. Foto: Fútbol Balear.

El fútbol aficionado tampoco es ajeno a la crisis que la pandemia del coronavirus está provocando a nivel mundial. Además de las alarmantes consecuencias sanitarias también se están haciendo notar las económicas. Amedeo Spadaro ha realizado un informe sobre el coste que generará la incertidumbre relativa a la suspensión provisional o definitiva de las competiciones en el fútbol no profesional. El profesor de economía en la Universitat de les Illes Balear estima que el futbol de ca nostra perderá cada mes que permanezca paralizado 1,4 millones de euros elevando esta cifra hasta los 53 millones sumando las diecinueve federaciones del Estado.

El fútbol aficionado perderá mensualmente de 53 millones de euros a nivel nacional y 1,4 en Balears.

Más de tres meses

Spadaro maneja como variables de su estimación que los datos del CSD en España es de 21.200 clubes federados con un promedio de cincuenta licencias con unos costes de actividad totales mensuales de aproximadamente 2.500 euros cada entidad. El estudio contempla la falta absoluta de ingresos de los clubes en conceptos de cuotas, taquillas e ingressos de escoletas. También la obligación de pago del coste total salarial, la incertidumbre de la duración de esta situación -la cual considera que podría superar los tres meses- además de la ausencia total de mecanismos de paracaídas por parte del gobierno ni la Real Federación Española de Fútbol.

2018_01_18 Futbol base

Debajo de la media

Spadaro, también presidente del CD San Francisco, sitúa a la Balear como duodécima territorial con unas pérdidas mensuales de 1.373.097,29 euros. Lidera Catalunya (8.578.293,74 €), seguida por Andalucía (7.855.550,33) y Madrid completa el podio (5.971.741,81). El corte de las diez primeras federaciones lo siguen la Comunitat Valenciana (5.130.095,29), Galicia (4.810.626,57), Euskadi (3.650.757,70), Canarias (2.391.777,14), Murcia (2.356.580,45), Castilla y León (2.277.062,15) además de Castilla la Mancha (2.152.575,04). Aragón, en undécima posición, es el último que adelanta a nuestros clubes (1.558.270,04).

Cancelación definitiva

El economista italiano residente en la isla propone para reducir al mínimo estos costes dar por concluida ya la temporada 2019-2020 con un doble efecto: permitir a los clubes reducir las oérdidas de forma casi definitiva y permitir a todo el fútbol -no solamente al aficionado- acogerse al cierre por situación de emergencia y, eventualmente, solicitar ayudas y compensaciones por parte de las autoridades públicas. Spadaro concluye afirmando que los clubes no son asimilables a una empresa ya que su actividad está suspendida por ahora temporalmente por el órgano competente de la RFEF.

Deja un comentario

*

Acepto la politica de privacidad *