Leyenda ninguneada

2018_10_18 Llaneras

El actual Govern llevaba entre ceja y ceja borrar el nombre de Palma Arena para desvincularlo de la corrupción. Cualquier humano que circule o transite por la avenida Uruguay no le pasa por la cabeza la corrupción cuando ve el velódromo ni tampoco se le aparece la figura del president Jaume Matas. Palma Arena es un gran nombre. No hay ciudad importante que no tenga un recinto tipo arena para grandes acontecimientos. A la gran mayoría de ciudadanos lo que sí les chirría es ver esta fantástica instalación desaprovechada. Han jugado allí varios equipos de élite de la ciudad y todos terminaron huyendo a Son Moix. No es justo querer quitarle el nombre por la vinculación con la corrupción. En cualquier caso sí que es más que necesario remodelar y readaptar la instalación porque el Palau d’Esports está saturado. A día de hoy solamente utilizan el velódromo los ciclistas.

A Llaneras le avalan sus dos medallas de oro y otras dos de plata olímpicas además siete títulos mundiales.

Laureado olvidado

Votaron 39 entidades. Ganó la nomenclatura de Velòdrom Illes Balears con catorce votos, ocho fueron para Joan Llaneras, siete para Arena Balear, cinco para Es Velòdrom, otros cinco para Guillem Timoner y nadie votó por Mavi García ni Magdalena Rigo. Días después de la votación todavía nadie entiende, sea del signo político que quiera, que el Palma Arena no lleve el nombre de uno de nuestros grandes ciclistas. La imagen, hoy en día, es importatístima y utilizar un nombre propio ayuda a proyectar un concepto, instalación o evento. El de Llaneras era el nombre ideal por poyección internacional del ciclismo balear. Timoner la tuvo en su momento y merece tener una grada, estatua o lo que haga falta para que esté presente en la instalación. Me llama la atención no percibir un movimiento organizado dentro del mundo del ciclismo abogando por el campeón porrerenc. Su currículum le avala con dos medallas de oro y otras dos de plata en Juegos Olímpicos. A nivel de mundiales es otro laureado con siete títulos de campeón del mundo.

Jaume Matas estrenando el velódromo en 2007. Foto: El Mundo.
Jaume Matas estrenando el velódromo en 2007. Foto: El Mundo.

Velódromo manchado

Para más inri, el último Mundial que ganó Llaneras fue en el Palma Arena en 2007. Se construyó para que él pudiese triunfar en casa. Otro debate es la corrupción que se descubrió y juzgó después. Entiendo las palabras del abochornado presidente de la Balear Fernando Gilet. El Govern lleva un año empecinado con la idea de arrebatarle a la instalación su histórico nombre de Palma Arena. Se realizó una votación política que terminó se resolvió muy ajustada con 17 votos a favor del cambio, 16 contrarios y 3 abstenciones. La Conselleria tomó la decisión de retrasarlo para cocinar bien este nombre y que saliese el resultado que ellos esperaban en favor del nombre Velòdrom Illes Balears. Es una mancha que empaña un tema sin discusión alguna. Se equivocan gravemente denostando a una gran estrella del deporte mundial. Llaneras es un deportista que jamás se significó políticamente, no está manchado por la lacra del dopaje y su comportamiento ha sido siempre excepcional. Simplemente hay que juzgarle por sus méritos deportivos. Es una persona con las mejores relaciones y contactos dentro de este deporte. El de Porreres siempre ha hecho todo y más para que el Palma Arena tenga todavía más eventos de ciclismo. Desgraciadamente se han perdido los Seis Días y se realizarán en Melbourne.

Sobre Tomeu Terrasa

Comunicador dedicado durante más de 30 años a la información deportiva. Ha narrado al RCD Mallorca en Primera y Europa además de acompañar a Moyà y Nadal alrededor del mundo desde 1997.

Deja un comentario

*

Acepto la politica de privacidad *