El Mallorca vigila los permisos del ATB

Volckmann perdió el pulso institucional que Molango trazó la pasada temporada. Foto: GuiemSports.

En el RCD Mallorca están muy pendientes de la actuación de Cort en relación a la concesión de los pertinentes permisos y licencias al Atlètic Baleara para las obras de remodelación de su campo. Desde la entidad de Primera División siguen con asombro la crisis abierta entre un club de Segunda B y el Ajuntament de Palma de estos últimos días. No entienden que, sin los papeles en regla, hayan podido ejecutar una obra de esta magnitud y que, sin estar finalizada, ya hayan jugado allí un partido oficial abierto al público.

Los accionistas estadounidenses del Mallorca sienten agravio comparativo con la celeridad de los permisos del ATB.

Larga espera

La compañía de Robert Sarver sigue a la espera de los correspondientes estudios y licencias de organismos oficiales para arrancar la construcción de la residencia de futbolistas en Son Bibiloni. Una situación que molesta y mucho a los accionistas estadounidenses. Los servicios jurídicos mallorquinistas llevan meses esperando una resolución sobre el estudio hidrológico de los terrenos donde está previsto levantar dicha edificación.

2018_02_06 Hila Köhlberg

Agravio

El presidente Andy Kohlberg se ha reunido en varias ocasiones con representantes políticos de Ciutat para explicarles sus intenciones de mejorar las instalaciones y servicios de la ciudad deportiva Antonio Asensio, así como en el estadio de Son Moix. La respuesta consistorial siempre ha sido la misma: “todo está en manos de los técnicos”. Estos procesos son meticulosos y largos, con lo cual hay que seguir el protocolo de actuaciones y el orden de entrada de las solicitudes. En Son Moix esperan como se resolverán las carencias en la Vía de Cintura y el modelo de permisos que se otorgarán para abrir las puertas al público.

¿Trato de favor?

No solamente son los barralets quienes se sienten molestos por como se están desarrollando los acontecimientos. Muchas empresas y particulares están padeciendo las reglas del juego y la lenta burocracia. Da la sensación que los balearicos se están saltando este proceso. Me llama la atención que, siendo público que el ATB disputaría el partido ante Las Palmas Atlético, ningún organismo público tomara antes cartas en el asunto.


Portada: Volckmann perdió el pulso institucional que Molango trazó la pasada temporada (GuiemSports).

Sobre Tomeu Terrasa

Comunicador dedicado durante más de 30 años a la información deportiva. Ha narrado al RCD Mallorca en Primera y Europa además de acompañar a Moyà y Nadal alrededor del mundo desde 1997.

2 comentarios

I k te veure aixo amb k una entidad privada fagi una obra sense permisos quan qualsevol ciutada Ho entitad está obligat..si ses coses están mal fetes están mal fetes..deixau vos de fanatismes

Deja un comentario

*

Acepto la politica de privacidad *