Maltratados en Riazor

2019_06_22 Riazor

Difícil pero no imposible lo tiene el RCD Mallorca para levantar la eliminatoria contra el Deportivo que llega a Son Moix con dos a cero para los gallegos. El objetivo de le quipo debe ser conseguir marcar dos goles en noventa minutos para afrontar la prórroga con el factor clasificatorio a su favor para conseguir el ascenso. Este es el escenario más asequible de los diferentes que pueden ir surgiendo. La clave fundamental, pero, será no encajar. Veremos como ha afectado al ánimo de la plantilla que salió muy tocada de Riazor. No solamente por el marcador sino por el trato recibido en general desde su llegada al estadio.

El incidente más grave vino por parte de un patético grupo de energúmenos, copa en mano, ubicados en la Zona VIP .

Hostilidad

Nada más bajar del autobús recibireron todo tipo de improperios sin venir a cuento cuando el Depor hacía minutos que había llegado tras un recibimiento espectacular. Lo que ocurrió sobre el campo lo mostraron las cámaras pero, lo sucedido en el vestuario y zona mixta, no es propio de una entidad de la categoría de los deportivistas. Solamente el entrenador Pep Lluís Martí, comentan fuentes mallorquinistas, mantuvo la educación. Nada que ver con gente de su equipo técnico que, una vez finalizado el partido, no supieron mantener la compostura en la zona de vestuarios.

Lance del segundo gol deportivista tras el remate de Quique. Foto: RC Deportivo.
Lance del segundo gol deportivista tras el remate de Quique. Foto: RC Deportivo.

Amenazas

El incidente más grave vino por parte de un patético grupo de energúmenos, copa en mano, ubicados en la Zona VIP y separados por una cristalera de la zona de entrevistas. El primero en aparecer por allí para atender a los medios fue Salva Sevilla. El rojillo fue menospreciado con gestos obscenos por parte de los VIP hasta que el almeriense se hartó y les respondió. A la indignación del futbolista se añadieron la del director de comunicación Albert Salas y periodistas mallorquines que presenciamos el bochornoso espectáculo siendo víctimas también de amenazas y provocaciones. También en el palco la prepotencia de algunos de los asistentes llegó a incomodar a los representantes del club mallorquón que no entendían esta hostilidad totalmente fuera de lugar hasta el punto de vivir momentos muy tensos.

De regional

Por contra el ambiente en las gradas fue fantástico llevando en volandas a los suyos en momentos clave del encuentro. Mención especial para los Riazor Blues que tivieron la ‘lume’ encendida los noventa minutos. El último capítulo vivio en el estadio coruñés fue el corte de agua caliente en el vestuario rojillo que terminó de encender los ánimos. Al más puro estilo campo de regional, alguien cortó el agua. Tras pedir explicaciones se achacó a una avería que nadie se creyó. El presidente Kohlberg comentó hace unos días que no entiende porque en el fútbol español debes sentarte junto al rival y que ello le incomodaba. Cuanta razón tiene el americano. En estos temas están a años luz de nosotros lo americano.


Portada: Aficionados deportivistas increpando en actitud hostil desde la grada de Riazor (RC Deportivo).

Sobre Tomeu Terrasa

Comunicador dedicado durante más de 30 años a la información deportiva. Ha narrado al RCD Mallorca en Primera y Europa además de acompañar a Moyà y Nadal alrededor del mundo desde 1997.

2 comentarios

Apreciado Tomeu,

Este artículo da realmente pena leerlo, la cantidad de errores es flagrante. Por favor, ten un poco más de estima por las lengua que hablas/escribes, ya sabemos que no vas sobrado en ningún aspecto intelectual, pero no está demás repasar los cuadernos Santillana: esdrújulas y antes de “b” y “p”, “m” pondré.

No me pronunciaré por tu trato al catalán, ya que es comparable a un genocidio ruandés.

Ánimo y espabila,
Dr. Tena

Después de “las lengua” y “demás”, no sé si es usted el más adecuado para corregir a Tomeu Terrasa, al que deduzco que apreciamos de modo similar.

Deja un comentario

*

Acepto la politica de privacidad *