Llinàs: «Jugamos a puerta cerrada por el coronavirus»

2020_02_26 Miki Llinàs 01

El deporte en Italia es uno de los damnificados por las medidas sanitarias impuestas por las autoridades para prevenir los efectos del coronavirus ante los casos de contagio que se están produciendo en los últimos días. Miquel Llinàs es un futbolista mallorquín que juega en el ASD Meriven de Messina desde el mes de enero. El club siciliano de fútbol sala milita en la Serie C-1 compitiendo en la zona regional de la isla pero en Palermo, la capital, ya hay tres casos de contagio.

Se me ha pasado por la cabeza volver a casa porque, a pesar de que la situación está controlada, puede cambiar

Precauciones

“Hace días que empieza a verse menos gente en la calle, hay aglomeraciones en los supermercados porque la gente teme quedarse sin comida y no quedan mascarillas en las farmacias”, destaca el futbolista de 31 años. Llinàs reconoce que el “hecho de ver como en Palermo, que está a tres horas de aquí, ya hay contagios hace plantearte tomar más precauciones porque, a pesar de que la tasa de mortalidad es baja, el coronavirus muy contagioso”.

En el norte de Italia se suspendieron partidos de la Serie A como en Milán.
En el norte de Italia se suspendieron partidos de la Serie A como en Milán.

Medidas

A nivel deportivo, el líbero isleño reconoce que hay “dificultades para entrenar porque algunos compañeros que trabajan en otras localidades tienen que pasar controles y el día a día se hace más lento agregando que “la federación ya nos ha comunicado que jugarermos a puerta cerrada” como ha pasado ya este fin de semana en las ciudades del norte del país.

Segunda etapa

“Se me ha pasado por la cabeza volver a casa porque, a pesar de que la situación está controlada, todo puede cambiar”, confiesa Llinàs. El mallorquín, que afronta su segunda etapa en Italia tras militar hasta 2013 en el Cosenza, se siente con ganas de ayudar al Meriven a “evitar tener que disputar el PlayOut en los dos meses que quedan de liga”. El motivo por el cual el líbero decidió dejar el Son Sardina y regresar al futsal italiano es porque “se puede vivir de este deporte ya que no tienen categorías base nos valoran mucho a los jugadores españoles”.


Portada: Llinàs, a la izquierda, afronta su segunda etapa en Italia tras ganar la liga con el Cosenza en 2013.

Sobre Tomeu Terrasa

Comunicador dedicado durante más de 30 años a la información deportiva. Ha narrado al RCD Mallorca en Primera y Europa además de acompañar a Moyà y Nadal alrededor del mundo desde 1997.

Deja un comentario

*

Acepto la politica de privacidad *